The King: anotaciones históricas (I)

Ya he comentado en varias ocasiones que a las obras de ficción histórica no se les puede exigir que sean absolutamente fieles a los hechos en los que ambientan su narración. Ni lo pretenden ni es su objetivo, pues no son ensayos ni documentales históricos. Por tanto, lo que busco con esta entrada no es el típico artículo que desmonta con cierta displicencia la trama de un libro o una película histórica reseñando sus errores.

560C4B63-97AE-4AA6-B5F5-3CEDE0963D25

 

Esta serie de entradas (serán dos, dado que el tema es complejo y su extensión excedería en mucho la habitual en el blog) va dirigida a aquellos que después de ver The King sienten curiosidad por conocer la verdadera historia de los hechos y los personajes retratados en la obra. También a aquellos que sin ver la película quieren conocer la historia de un rey y un periodo histórico fascinantes. Y sí, también a los que (supongo que habrá alguno) tienen intención de verla y no les importa que alguien les destripe absolutamente la trama. Eso sí, si quieres verla, todavía no lo has hecho y te molestan los llamados «spoiler», te recomiendo que dejes la lectura de esta entrada hasta después de ver The King. Para facilitar el seguimiento de la narración, en cursiva figuran aquellos comentarios que se refieren a la trama de la película, mientras que en letra no cursiva se encuentran los referentes a la realidad histórica.

Esta es una página de historia, no de cine, por lo que no hablaremos de la calidad de la película como producto cinematográfico, de la idoneidad de los actores elegidos o de su interpretación. Tampoco nos detendremos en detalles sobre fiabilidad de vestuario, caracterización o impedimenta militar, centrándonos en los hechos históricos.

Una última aclaración: dado que en el blog existen diversas entradas donde se narran en detalle episodios o personajes a los que se refiere este artículo, hay enlaces a las mismas para quien quiera profundizar en algún aspecto concreto de los tratados aquí.

97C6A2D4-992A-4735-92E2-F22A822FE6F5
Enrique  V

El protagonista y su cambio de carácter tras acceder al tronoEs inevitable empezar esta entrada explicando quién es el rey que da título a la película. Se trata de Enrique de Monmouth, rey de Inglaterra con el nombre de Enrique V desde 1413 hasta 1422. En el film se nos describe cómo antes de subir al trono llevaba una vida en la que no asumía ninguna responsabilidad y se daba con frecuencia a la bebida y a la diversión con sus amigos. Sin embargo, de manera casi milagrosa, cuando su padre muere y sube al trono se transforma completamente asumiendo con entereza y plena disposición las tareas propias de su nuevo rango.

Aunque durante los últimos años del reinado de su padre el príncipe Enrique había llamado la atención por su conducta disoluta, no siempre había sido así. Parte de la culpa de esa actitud la tenía el hecho de que todas sus iniciativas para tomar parte en el gobierno y las decisiones del país habían sido sistemáticamente rechazadas por su padre. Y efectivamente, la subida al trono supuso para Enrique de Monmouth algo más que lucir una corona y pasar a llamarse Enrique V. Se produjo una transformación radical en su comportamiento. La causa de esta hay que buscarla en el cambio que supuso pasar de asistir impotente al freno que su padre ponía a todas sus ideas e iniciativas de gobierno a verse de la noche a la mañana en disposición de llevarlas a cabo sin un poder superior que se le opusiera.

king_henry_iv_from_npg_2
Enrique IV

La relación con su padre: en la película el príncipe Enrique tiene una más que tensa relación con su padre Enrique IV, al que se niega a visitar, recelando incluso de las noticias que le llegan de su enfermedad. Enrique IV propone que sea desheredado en favor de su hermano Thomas de Clarence y solo en el lecho de muerte del monarca se reconcilia este con su hijo y le cede la corona.

Durante el reinado de Enrique IV las relaciones entre padre e hijo fueron complicadas. Enrique IV arrastraba el estigma de usurpador del trono de Inglaterra tras deponer a su primo Ricardo II. Algo que su hijo no llevaba bien. Por otro lado, aunque en general la relación entre ambos había sido buena, era inevitable que, a medida que el heredero crecía y trataba de imponer sus criterios se produjeran diferencias entre uno y otro.

En 1410, el príncipe propuso a dos personas de su confianza para dirigir el reino, pero a finales de ese mismo año fueron depuestos por el Parlamento a propuesta del rey. En la misma sesión se desestimó una moción que proponía que el rey abdicara en favor de su hijo. En 1412 el príncipe fue acusado de haberse apropiado de unos fondos destinados a la guarnición de Calais. Decidido a defenderse, viajó a Londres acompañado de su guardia pretoriana de jóvenes nobles y de multitud de seguidores. Llegó a Westminster en pie de guerra. La entrevista con su padre, que se prometía tormentosa, terminó con el príncipe reiterando su lealtad al rey y con padre e hijo reconciliados, como se ve, no en el lecho de muerte de Enrique IV, sino ya un año antes de su fallecimiento. No obstante, las diferencias entre ambos probablemente habrían seguido yendo a más si no hubiese sido porque el estado de salud de Enrique IV empeoraba a pasos agigantados. Murió el 20 de marzo de 1413.

0A421D1B-DE18-4152-8F2B-3AF08D6C0ED7
Castillo de Alnwick, sede todavía hoy de la familia Percy, condes de Northumbria

Henry Hotspur Percyen la película el joven Henry Percy, después de defender los intereses de Enrique IV en Escocia se rebela contra este acusándole de no querer pagar el rescate de su primo Mortimer, en manos de rebeldes galeses, y levanta un ejército contra el rey. Este se dispone a enfrentarse a la amenaza con otro ejército al mando del hermano del príncipe Enrique (Thomas de Clarence), que se dirige al encuentro de Percy. El príncipe Enrique llega al campo de batalla y desafía a Percy a combate singular, derrotándole y dándole muerte. 

La familia Percy, condes de Northumbria y con su poder basado en el formidable castillo de Alnwick, eran uno de los clanes más poderosos del país, sobre todo en el norte, zona fronteriza con Escocia. Henry Percy era conde de Northumbria, su hermano Thomas, conde de Worcester y el hijo del primero, Henry Hotspur, fue nombrado representante del rey en Cheshire y el norte de Gales. De esa forma, los Percy se convirtieron en el principal bastión de Enrique IV en el norte y el oeste del país. En adelante, y para evitar reiteraciones farragosas, nos referiremos a ellos como Northumbria, Worcester y Hotspur

Todo parecía pintar bien cuando en el otoño de 1402 los Percy lideraron a un ejército inglés que derrotó a los escoceses del conde de Douglas en Humbleton Hill. Pero después de la batalla, la familia se quejó de la falta de apoyo financiero de la Corona a sus esfuerzos en la defensa del reino. Cuando Hotspur solicitó permiso para cobrar personalmente el rescate del conde de Douglas, Enrique rehusó. Tampoco le permitió pagar con sus propios medios el rescate de su cuñado, Edmund Mortimer, cautivo del rebelde galés Owain Glyndwr. No era solo una cuestión financiera, ya que Mortimer podía esgrimir un mejor derecho a heredar la corona que el propio Enrique IV (ya hemos hablado de las acusaciones de usurpador del trono que pesaban sobre él). El rey, por tanto, no tenía ningún deseo de que Mortimer recuperara la libertad.

Tras una tormentosa sesión del Parlamento en la que Enrique IV tachó de traidor a Hotspur y le amenazó físicamente, este se dirigió a Gales. se unió con los rebeldes galeses y con otros miembros de la familia Mortimer. Avanzaron hacia Inglaterra, donde se les unió Worcester y donde pretendían unir fuerzas con Northumbria. 

Pero el rey reaccionó rápidamente y, antes de que Northumbria pudiera unirse a su hijo, se enfrentó a este el 21 de julio de 1403 en Shrewsbury. Enrique IV resultó vencedor, Hotspur perdió la vida en la batalla (pero no en combate singular con el príncipe Enrique) y Worcester fue ejecutado posteriormente. El primogénito del rey, Enrique de Monmouth, resultó herido y se llevó como recuerdo de la batalla una cicatriz que le acompañaría toda la vida, detalle que se cuida en la película donde se puede observar esa marca en la cara del personaje protagonista, aunque la cicatriz real era bastante más marcada que la del personaje de The King

81796FEA-AC3A-4643-BEAD-C18798E9E077
Thomas, duque de Clarence

Thomas, duque de Clarence. En la película, el hermano menor del príncipe Enrique, Thomas, duque de Clarence, es designado heredero del trono por su padre Enrique IV, en detrimento del primogénito Enrique. También le confiere el mando del ejército que debe combatir la rebelión de Henry Hostspur Percy. Después de que Enrique mate a Hotspur en combate llegan noticias de que este enfrentamiento singular no ha evitado en realidad la batalla (que no se ve en pantalla) y que Thomas de Clarence ha perecido en la misma. 

Thomas, duque de Clarence era el segundo hijo de Enrique IV y, por tanto, heredero del trono si su hermano mayor Enrique perecía sin descendencia. Pero ni llegó a ser designado heredero de la corona ni pereció en Inglaterra ni lo hizo en la misma batalla de Shrewsbury en la que murió Hotspur Percy. 

Sí es cierto que en un momento dado Enrique IV designó a Thomas de Clarence para dirigir un ejército en vez de confiarlo a su primogénito el príncipe Enrique. Pero fue en Francia y en 1412. En el país galo había un conflicto por el poder. Enrique IV se decidió a apoyar al bando de los Orleans, que le habían prometido devolverle el ducado de Aquitania, y envió a una fuerza mayor, pero puso al mando de la misma no al príncipe de Gales, sino a su hermano menor, el duque de Clarence. Sin embargo, cuando los ingleses llegaron a Francia, los dos bandos en lucha habían alcanzado un acuerdo que no tenía en cuenta para nada a Enrique IV. Su ejército tuvo que regresar mientras el príncipe de Gales protestaba airadamente por no haber sido designado para liderar a los ingleses.

En cuanto a la muerte de Thomas de Clarence, se produjo en Francia en 1421, casi veinte años después de su fallecimiento en The KingEnrique V, tras su victoria en Agincourt y su matrimonio con Catalina de Valois, había dejado como representante en Francia a su hermano el duque de Clarence, pero no todo el país estaba pacificado. Seguían existiendo zonas dominadas por el delfín y otras por el duque de Borgoña. Precisamente, en un enfrentamiento con las fuerzas leales al delfín en Bougé el 22 de marzo de 1421, Clarence resultó muerto y Enrique tuvo que regresar a Francia para hacerse cargo personalmente de sus asuntos allí, lo que también le costaría la vida. En esa campaña enfermó de disentería y falleció en Vincennes el 31 de agosto de 1422.

Con este apunte termina la primera de las dos entradas de esta serie. Dejamos para la segunda entrada cuestiones tan interesantes como los motivos de la ejecución del conde de Cambridge (y su relación con Castilla), el conflicto con Francia, la figura del delfín Carlos, la batalla de Agincourt, el personaje de Falstaff y, como no, el matrimonio con Catalina de Valois.

Para más información sobre los temas tratados aquí tienes a tu disposición mi libro Los Plantagenet y puedes reservar (saldrá publicado en enero) mi siguiente obra, Lo que Shakespeare no te contó de la guerra de las Rosas. 

Imagen| Wikimedia Commons, archivo del autor.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.