Dos de los monarcas más conocidos de la Edad Media en Europa fueron Alfonso X el Sabio de Castilla y Eduardo I de Inglaterra, conocido como el martillo de los escoceses. En el blog y en alguna colaboración en otras páginas hay varias entradas dedicadas al famoso monarca inglés que sometió a Gales y batalló con los escoceses William Wallace y Robert the Bruce. Enlazo a continuación alguna de estas entradas que sirven para dar una idea de la dimensión que este rey inglés alcanzó.

Eduardo I de Inglaterra contra Llewelyn, príncipe de Gales.

Eduardo I, Gales y las leyendas artúricas.

El origen del título príncipe de Gales para designar al heredero al trono inglés.

El nacimiento del mito de William Walllace.

Existe un vínculo entre ambos soberanos que es poco conocido y que tuvo lugar en Burgos en 1254 cuando Alfonso X estaba en la plenitud de su reinado y Eduardo no era sino un príncipe de apenas quince años.

En el siglo XIII los reyes ingleses eran los señores de diversos territorios en suelo francés, entre ellos Gascuña. Normalmente las disputas por el dominio de estos territorios eran con los reyes de Francia.

Pero en 1254, la disputa por Gascuña no era con el rey de Francia, sino con Alfonso X de Castilla. Para solventar el problema, y para que el joven hijo de Enrique III de Inglaterra, el príncipe Eduardo se fuese curtiendo en las tareas de gobierno, su padre le envió al frente de la delegación inglesa que viajó a Gascuña. Finalmente se acordó que Alfonso renunciaría a sus pretensiones sobre Gascuña y que a cambio se concertaría el matrimonio entre el príncipe inglés Eduardo, y la hermana del rey de Castilla, de nombre Leonor.

Ese fue el motivo por el que la comitiva inglesa viajó desde Gascuña hasta Castilla y se instaló en la bonita villa de Burgos. El rey Alfonso se empeñó en ordenar caballero al príncipe Eduardo en el lugar de la capital castellana donde tradicionalmente se llevaba a cabo esta ceremonia para los infantes de Castilla: el Monaterio de las Huelgas, donde además se encontraba enterrada la hermana del abuelo del rey, Leonor Plantagenet, que fue reina de Castilla.

De esa forma un gran monarca como Alfonso X el Sabio de Castilla ordenó caballero a un joven de quince años destinado a convertirse en otro de los grandes monarcas europeos de la Edad Media, Eduardo de Inglaterra.

El primer hijo del matrimonio entre Eduardo de Inglaterra y Leonor de Castilla fue bautizado con el nombre de Alfonso. Si no hubiera fallecido antes que su padre, más de un rey inglés hubiese llevado el castellano nombre de Alfonso.

Fuente: Marc Morris Edward I, a great and terrible king.