Roque Joaquín de Alcubierre

Supongo que todos conocemos la historia de Pompeya y Herculano, y este post viene muy a cuento porque actualmente en Madrid tenemos una exposición relativa al tema.

Lo que poca gente sabe es que hubo un español que tuvo mucho que ver en el descubrimiento de las ruinas sepultadas de ambas ciudades. ¿Un historiador? ¿Un arqueólogo?. Nada más lejos de la realidad.

En 1.738 contrajeron matrimonio Maria Amalia Cristina de Sajonia y el Rey de las Dos Sicilias, Carlos de Borbón. Ella era muy aficionada a trastear en las antigüedades que abundaban en la región y, conociendo la historia de Pompeya y Herculano, convenció a su egregio marido para tratar de encontrar las ruinas enterradas de estas poblaciones.

Carlos de Borbón no sólo era Rey de las Dos Sicilias, también era conocido como Carlos III de España. Por eso, aunque el cerebro de la operación arqueológica era un francés (el general D’Elboeuf), la parte técnica se encomendó a un español, Roque Joaquín de Alcubierre. ¿Historiador? ¿Arqueólogo?; no, el comandante de su tropa de zapadores¡¡¡¡

Alcubierre estuvo de entrada a punto de destrozar todo resto de Herculano, pero después, sabiamente dirigido tuvo una importante participación en el largo y azaroso proceso de desenterrar los secretos de Pompeya y Herculano.

A quien quiera saber más de esta y otras fascinantes historias sobre el mundo de la arqueología le recomiendo fervientemente el antiguo pero espectacular libro “Dioses, tumbas y sabios” de C.W. Ceram. Desde Schliemann hasta Carter en un libro muy entretenido.

Imagen| Roque Joaquín de Alcubierre