Sidney Reilly ¿as de espías?

2735-715145
Sidney Reilly
 

Si hay un espía sobre el que han corrido ríos de tinta ese es sin duda Sidney Reilly.

 El propio Ian Fleming, autor de la serie de novelas protagonizadas por James Bond y miembro él mismo de los servicios secretos británicos durante un tiempo, reconoció que para la construcción de la personalidad del celebérrimo espía se inspiró en parte en Sidney Reilly, cuyas andanzas fueron muy conocidas en Inglaterra, tanto en vida como sobre todo después de su misteriosa muerte, cuando su compañero de andanzas R.H. Bruce Lockhart publicó en 1932 sus memorias, en las que relataba tanto las aventuras que habían compartido ambos espías, como las que antes de conocerle había protagonizado Reilly.

 El problema es que la única fuente para narrar la extraordinaria historia del período no vivido personalmente por Lockhart era el propio Reilly, quien posteriormente se ha demostrado que “adornó”, por decirlo suavemente, su biografía. No obstante, la parte sí comprobada de su vida basta para hacer de él una figura fascinante, si bien algunos episodios distan mucho de constituir un ejemplo.

 Se conoce hoy que Reilly no era de origen irlandés, como pretendía, sino que nació en Rusia sobre 1873 y que su nombre era Sigmund Rosenblum. Alguno de los rasgos de Bond si son compartidos con Reilly:el éxito con las mujeres, el espíritu aventurero, el gusto por el lujo….

 Sin embargo, su éxito con las mujeres, a las que no dudaba en seducir para acceder a los secretos que buscaba revelar, llevó a Reilly a casarse cuatro veces… casi siempre olvidándose de divorciarse antes de la anterior, lo que hizo que fuese acusado de bigamia en mas de una ocasión. Su primera mujer estaba casada con un pastor protestante cuando se convirtió en amante de Reilly. Su marido murió seis meses después en extrañas circunstancias, curiosamente una semana después de designar heredera a su mujer, a quien legó 800.000£ de la época. Cuatro meses después la viuda se caso con Sidney Reilly.

 Su gusto por el lujo requería grandes cantidades de dinero, que Reilly no dudaba en obtener mediante negocios turbios, estafas y, si el asunto lo requería, asesinatos.

 Respecto a su actividad como espía, Reilly contó a Lockhart su participación en importantes acontecimientos históricos en Asia, Medio Oriente, la Costa Azul, Alemania y Rusia entre finales del siglo XIX y principios del XX. También le narró como consiguió para los servicios secretos británicos diversos secretos militares de otros países en arriesgadas operaciones de espionaje, muy del estilo de James Bond. Sin embargo, investigaciones posteriores han demostrado que era muy poco probable que Reilly estuviese en alguno de los lugares que pretendía en la fecha de los sucesos que narraba, cuando no directamente que estaba en otro sitio.

 Sí es cierta, sin embargo, su intervención en los hechos que le hicieron famoso en su época, ambos relacionados con la revolución bolchevique. En 1919, los servicios secretos británicos alentaron a diversas facciones descontentas con el gobierno comunista para tratar de derrocarlo. El plan, liderado por Lockhart, era asesinar a Lenin y Trotsky y sustituir al gobierno por otro, cuyos miembros habían sido seleccionados por Reilly. Pero antes de llevar a cabo su acción, Lenin sufrió un atentado por parte de alguien completamente ajeno a la trama. La Cheka inició una operación de detención sistemática de todos los posibles desafectos al régimen, y toda la red fue detenida. Reilly mismo escapó de milagro y un tribunal soviético condenó a muerte “in absentia” a Lockhart y Reilly. El asunto tuvo gran repercusión en la prensa soviética y británica y contribuyó a crear el mito de Reilly.

 Posteriormente, en 1925, Reilly volvió a Rusia para liderar a una supuesta organización que pretendía nuevamente derrocar al gobierno bolchevique. Pero se trataba de una trampa de la NKVD (predecesora del KGB). A partir de ahí se pierde la pista de Reilly. Se rumoreó que fue asesinado al pretender entrar en Rusia a través de Finlandia. También se dijo que “se pasó”a los rusos. En realidad, archivos desclasificados han revelado que fue detenido e interrogado en la Lubianka, y fue ejecutado en un bosque cerca de Moscú el 5 de noviembre de 1925.

 Para quien quiera saber más de la historia de Sidney Reilly, el escritor inglés Andrew Cook tiene escritos un par de libros sobre él, que no me consta que estén traducidos al castellano. El que yo he leído se llama “On His Majesty´s Secret Service; Sidney Reilly, Codename ST1”. También hay una curiosa serie de televisión, llamada “Sidney Reilly, As de Espías”, muy bien hecha y protagonizada por Sam Neill, muy joven y estupendo en su papel . En su día se vio en España (al menos en Telemadrid) y yo la encontré hace tiempo en DVD, aunque no sé si ahora está disponible.

Imagen| Sidney Reilly Sam Neill como Reilly

Sam Neill dio vida a Reilly en una serie de TV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s