Mirza Delibasic y Drazen Petrovic, dos mitos en el Pabellón de la Ciudad Deportiva del Real Madrid

 

Mirza Delibasic

Este artículo puede sorprender en un blog de Historia, pero al fin y al cabo lo que voy a contar no deja de serlo, aunque esté basado en experiencias personales.

 Como socio desde muy pequeño de la Ciudad Deportiva del Real Madrid, asistí prácticamente a todos los partidos que en el viejo Pabellón se celebraban. Vi jugar al Atlético de Madrid de volleyball y vi desfilar a todas las leyendas del baloncesto español (Emiliano, Brabender, Luyck, Corbalán, Buscató, Epi, los Margall, Walter, Coughran, los Sagi-Vela, Fernando Martín,….), europeo (Meneghin, Berkowitz, Riva, Mihskin, Oscar, aunque era brasileño) e incluso alguna de los USA (con la Universidad de Nortn Caroline jugaron el Torneo de Navidad Bob McAdoo y George Karl, que luego entrenaría al Madrid y que sigue entrenando en la NBA). Estaba presente y cercano cuando el enorme americano del Maccabi Williams saltó a la grada causando el pánico entre los que estábamos por los alrededores. Los partidos del Torneo de Navidad con las selecciones de la URSS y Yugoslavia son un recuerdo indeleble en mi memoria.

 Sin embargo hoy me quiero referir a dos partidos y dos jugadores muy concretos. Ambos acabaron jugando en el Madrid, ambos han fallecido y ambos cimentaron su leyenda jugando contra el Madrid: Mirza Delibasic y Drazen Petrovic. Sirva este artículo de homenaje a los dos, y al viejo Pabellón de la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Normalmente para escribir mis artículos me documento en libros y en internet para ser escrupuloso en los datos que incorporo al post. En este caso, me habría documentado sobre fecha del partido, estadísticas, resultado, etc. Sin embargo no he querido hacerlo, prefiero centrarme en mis recuerdos personales.

 – REAL MADRID-BOSNA DE SARAJEVO: UN GENIO LLAMADO MIRZA DELIBASIC: el Bosna de Sarajevo no era uno de los grandes entre los habituales de la Copa de Europa. De repente, el Pabellón empezó a murmurar admirado ante el juego de un alero delgadito que las enchufaba desde cualquier lado: Mirza Delibasic. En aquel entonces no existían los triples, pero de haber existido creo que hubiera encestado más de diez, y aun así creo recordar que llegó a los cuarenta puntos. Lanzaba desde la esquina, cayéndose, con dos tíos encima y siempre encestaba. Es el jugador que más me ha impresionado en directo y como he dicho al principio he visto a muchos y grandes jugadores pasar por el Pabellón. Creo que ese día todos los que estábamos allí pensamos “a este tío hay que ficharle”. Efectivamente, el Madrid le fichó y junto con Drazen Dalipagic formó una de las parejas más recordadas de extranjeros que han pasado por el Madrid (para los más jóvenes en aquel entonces sólo se permitían dos jugadores no nacionales por equipo).

 

 

Drazen Petrovic

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

REAL MADRID-CIBONA DE ZAGREB:UN DEMONIO LLAMADO DRAZEN PETROVIC: en un partido celebrado en Zagreb y televisado en España, el Madrid fue humillado por un jovencito llamado Drazen Petrovic, que no sólo anotó no sé cuantos puntos, sino que además con su actitud provocativa y chulesca desquició a los jugadores madridistas. Desde ese momento la afición del Madrid esperaba con ansias la visita del Cibona para vengarse del niñato. Hasta el punto de que cuando vino la selección de Yugoslavia al Torneo de Navidad se silbó a un jugador simplemente porque se llamaba Petrovic, aunque no era Drazen. Cuando vino la Cibona, puedo decir que jamás he visto en el Pabellón un ambiente tan hostil ni con el mayor enemigo del Madrid (para mí, Dino Meneghin). Los jugadores locales buscaban venganza y el Madrid empezó con un parcial de 16 ó 20 puntos de ventaja. Cada vez que Drazen tocaba la pelota el griterío y los silbidos eran ensordecedores, pero en vez de desquiciarle, parece que esto motivaba a Drazen, quien pedía siempre la pelota y además la enchufaba. De esta forma, la Cibona fue poco a poco remontando y acabó ganando el partido. Al contrario que con Mirza, el comentario general era “este tío no jugará nunca en el Madrid”. Sin embargo, acabó haciéndolo y dando un título europeo al Madrid. 

 Normalmente terminó mis post recomendando algún libro o documental sobre los temas de los que escribo. Aquí sólo puedo recomendar el espectacular documental  “Hermanos y enemigos” de Informe Robinson sobre Petrovic y Divac.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s