La curiosa historia del himno de Alemania

La letra manuscrita de “La canción de los alemanes” de August Heinrich Hoffmann von Fallersleben
“Alemania, Alemania por encima de todo, por encima de todo en el mundo.” A los alemanes se les puede acusar de algunas cosas, pero no desde luego de no dejar muy claras desde las primeras palabras de su himno sus intenciones de dominar Europa, ya sea militarmente (Hitler), ya económica y políticamente (Merkel).

 El proceso por el que “Deutschlandlied”(la canción de los alemanes) llegó a convertirse en el himno de Alemania, fue largo y azaroso. De entrada la música y la letra no fueron creadas a la vez. Además se da la curiosa circunstancia de que ambas fueron compuestas cuando Alemania aún no existía como estado.

 No sólo eso. La música fue creada por alguien que no era alemán y se compuso en honor de alguien que tampoco era alemán. Concretamente, el autor de la música del actual himno de Alemania fue el compositor austríaco Joseph Haydn, como parte de un tema que compuso en 1797 en honor de Franz Joseph de Austria. Es cierto que Franz era en 1797 emperador del Sacro Imperio Romano-Germánico, pero ni era alemán, ni el término “germánico” de ese título puede identificarse con el actual de “alemán”, ni el Sacro Imperio era un estado tal y como lo entendemos, sino una institución supranacional que agrupaba a una amplia amalgama de reinos, principados y ducados, pero esa es otra historia. De hecho, la melodía de Haydn que hoy cantan los alemanes fue durante un tiempo la del himno ……… del Imperio Austro-Húngaro.

 En cuanto a la letra, fue creada en 1841 por August Heinrich Hoffmann von Fallersleben. En esa época estaba en plena ebullición el proceso de unificación que, liderado por Bismarck, culminó en el nacimiento en 1871 del actual estado alemán (aunque su composición geográfica ha sufrido variaciones). Durante dicho proceso, que no fue fácil, abundaban los movimientos que exaltaban la identidad nacional alemana de los diferentes entes políticos que eran independientes entre sí. El texto de Hoffmann se enmarca en esa propaganda destinada a unir a los alemanes que estaban separados en diversos regímenes.

Sin embargo, la composición de Haydn y Hoffmann no se convirtió en el himno del nuevo estado alemán al nacer éste en 1871. Algunas partes de su texto no eran del agrado de los estirados y conservadores gobernantes prusianos que lideraron la creación del nuevo estado y además no contenía ninguna referencia elogiosa hacia el káiser, como era usual en los himnos de la época.

No fue hasta la dolorosa derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial, cuando la República de Weimar decidió incorporar como himno nacional el texto de Hoffmann, debido a su exaltación patriótica que se consideraba muy necesaria para recuperarse de las heridas que en el orgullo alemán causó el humillante Tratado de Versalles. Evidentemente, los nazis estuvieron encantados de conservar el himno, y sólo tras la creación de la República Federal de Alemania se decidió eliminar del himno los textos más “políticamente incorrectos”. La obra de Hoffmann es bastante más larga y sólo la tercera estrofa del mismo (con la música creada por Haydn) es la que constituye el actual himno de Alemania.

Imagen| La canción de los alemanes

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s