Gary Gilmore

Hace unos años, jugando al Trivial en familia, me tocó la pregunta: ¿cómo se llamaba el primer reo ajusticiado tras el restablecimiento de la pena de muerte en USA?. Respondí sin dudar: Gary Gilmore.

 Mi familia me preguntó cómo era posible que recordara con tanta precisión el nombre de un tipo ajusticiado hacía más de veinticinco años cuando yo era un crío. La respuesta es muy sencilla: para un niño de once años resultaba muy traumático ver en el Telediario la historia de un tipo que sabía a ciencia cierta cuándo y cómo iba a dejar de existir. No cesaba entonces, ni ceso ahora, de preguntarme qué clase de crueldad supone que un ser humano decida el día y la hora de la muerte de otro.

 En 1976 la Corte Suprema de USA restableció la pena de muerte en el llamado caso Gregg vs, Georgia. Gilmore tuvo la desgracia de ser el primer reo al que esta pena se le aplicó. No conozco ni me importa mucho la historia de los crímenes que cometió, ni me propongo defender a Gilmore, pero el 17 de enero de 1977 Gilmore fue “ajusticiado”, iniciando una larga y vergonzosa lista de personas “ajusticiadas” en los Estados Unidos.

 Mis recuerdos de esta historia son estrictamente personales, pero al trastear un poco en internet sobre Gary Gilmore veo que el gran Norman Mailer escribió sobre su historia en un libro que no conozco (de momento), llamado The Executioner’s Song (La canción del verdugo), y que incluso se llevó a la TV. protagonizada ni más ni menos que por Tommy Lee Jones.

 Lo que sí puedo recomendar para quien quiera tener un excelente resumen de los argumentos en contra de la pena de muerte, además de una interesante trama judicial, es el muy buen libro de John Grisham “La Confesión.”

 Imagen| Gary Gilmore